viernes, mayo 02, 2008

De los pájaros de Babel y sus melodiosos trinos... (divinas palabrrras)

Sé que te gustan mis textos sobre “alquimia del verbo”, que diría Rimbaud, las confidencias que comparto contigo acerca de la antigua “langue des oiseaux” de los alquimistas y maestros del Tarot. Hoy quiero mostrarte algunas extrañas analogías, sorprendentes correspondencias para ensayar nuevos modos de leer e interpretar el mundo, la vida, esas literaturas que guardan tesoros insospechados para tus ojos… Nuestro propio destino está cifrado, encriptado, en ciertas palabras y frases que un día encontramos no por casualidad o alguien desconocido nos regala sin saber muy bien por qué… Leer tus sueños quiero, no interpretarlos… Sólo con leer alcanzo a ver la realidad —le réel— que trasfiguran…

El gran alquimista del siglo XX, el misterioso anónimo Fulcanelli, en su segundo libro —Les Demeures Philosophales— nos revela el sentido de esta lengua de los pájaros: “Los viejos maestros, en la redacción de sus tratados, utilizaron sobre todo la cábala hermética, que todavía llamaban “lengua de los pájaros”, de los dioses, gaya ciencia o “gay scavoir”. De esta manera ellos podían ocultar al vulgo los principios de su ciencia, envolviéndolos con una cubierta cabalística. (...) Pero generalmente se ignora que el idioma del que los autores tomaron prestados sus términos es el griego arcaico, lengua madre de la pluralidad de discípulos de Hermes. Esta es la razón por la cual no se percibió intervención cabalística alguna, precisamente porque el francés proviene directamente del griego”… —parece que Fulcanelli no tiene grandes conocimientos sobre etimologías y lenguas comparadas, ¿o es que al afirmar que el francés proviene directamente del griego se está refiriendo a otras genealogías?… Más adelante nos señala que “la lengua de los pájaros es un idioma fonético basado únicamente en la asonancia. No se tiene en cuenta la ortografía, este rigor sirve de freno a los curiosos (...) Los raros autores que han hablado de la lengua de los pájaros le atribuyen el primer lugar en el origen de las lenguas. Su antigüedad se remontaría a Adán, que lo habría utilizado para imponer, según orden divino, los nombres convenientes y propios para definir las características de los seres y las cosas creadas (...) Los antiguos escritores la llamaban “langua general” (lengua universal) y “lengua cortesana” (lengua de corte), es decir lengua diplomática, porque encierra una doble significación que se corresponde con una doble ciencia, una aparente y la otra profunda. (...) Era la lengua secreta de los “cabaliers”, cabalistas o caballeros... Iniciados e intelectuales de la antigüedad la conocían todos”… Ya en su primer libro —Le Mystére des Catedrales— Fulcanelli se refería a esta lengua antigua. Según las reglas de la fonética y las homofonías de la lengua de los pájaros, el “arte gótico” de las catedrales sería un lenguaje particular —“argot”— para todos aquellos que estaban interesados en expresar sus pensamientos y conocimientos sin ser reconocidos o comprendidos por los demás “ingenuos”… Para Fulcanelli estos “argotiers”, que hablaban una cábala antigua, eran descendientes herméticos de los “argo-nautas” que buscaban el mítico Vellocino de Oro: “Todos los Iniciados se expresan en argot”.

Años antes de la aparición misteriosa de los libros de Fulcanelli, Henry Boudet, cura de Rennes-les-Bains, había editado un celebre libro —La vrais langue celtique (1886)— en donde afirmaba que el inglés era la lengua a utilizar para dar un doble sentido a las palabras francesas… Este método es el que hemos visto utilizar a Duchamp en algunos de sus más notables “ready made” lingüísticos —ver: Alquimias duchampianas y el lenguaje de los pájaros… y también Para quienes leen y traducen la lengua de los pájaros; o quieren aprender… a olvidar otras lenguas. Más aún: este “poliglotismo” esotérico es el que reconocemos en algunas de las más inquietantes páginas de los libros de Joyce, especialmente en su Ulysses y en Finnegans Wake, y cómo no, en las novelas y ensayos de Umberto Eco, sobre todo en el enciclopédico y hermético Péndulo de Foucault… Boudet se refiere también en su libro a los juegos de palabras muy populares en Inglaterra, lo que se denomina “to pun”. Boudet lo relaciona con la lengua púnica (o de los pueblos de Kabilias, bereberes, del norte de África), e interpreta que “Kabilia” tiene que ver con “Cábala” (la cábala de los alquimistas y herméticos al hacer juegos con las palabras), etc. Boudet cree que esta lengua púnica sería una derivación directa y perfecta de la lengua precedente de Babel, antes que la soberbia de los hombres fuera castigada con la multiplicación de sus lenguas y su confusión… Después de la confusión de las lenguas de Babel —según Boudet— “las palabras nuevas no tuvieron la misma simplicidad; se construyeron y expresaron sus significados por medio de asociaciones de términos primitivos, unas veces mediante proposiciones un tanto figuradas, o bien describiendo un hecho real o histórico”. Es decir, después de la confusión de las lenguas las palabras se cargaron de dobles sentidos o nuevos significados, se imantaron con nuevas correspondencias.

Boudet veía también una gran proximidad entre la lengua “Kabilia” (bereber) y la lengua vasca; intuición que sorprende todavía más hoy dado el resultado de recientes investigaciones que revelan múltiples conexiones lingüísticas y fonéticas entre el euskera y algunos dialectos bereberes… Y más aún cuando, siguiendo las tesis del Padre Barandiarán, podemos localizar e interpretar los orígenes del castellano en la frontera geográfica y lingüística del euskera en fechas indeterminadas de la primera época medieval, lo que supondría el reconocimiento de una hibridación entre dos lenguas radicalmente distantes entre sí: de una parte una semántica del latín vulgar, seguramente contaminada con palabras celtas residuales, pese a la romanización, procedentes de su módulo popular original, y de otra parte una fonética evidentemente distinta, euskera, o acaso bereber (aunque seguramente deformado y casi irreconocible como tal). Esto explicaría la distinta evolución del castellano y el italiano, dos lenguas aparentemente tan próximas y con un tronco común, y la diversa transformación de algunas de sus partículas lingüísticas esenciales, por ejemplo sus diptongos…

Aunque sólo sea una hipótesis, resulta fascinante comprobar la cantidad y “representatividad” de las palabras que en castellano están compuestas con el fonema “br” —en muchos aspectos relacionado con la trascripción fonética de la misma palabra “bereber”. Por citar sólo algunos ejemplos: hombre, hembra, nombre, sombra, umbral, brotar, breve, brillar, brasa, brincar, vibrar, brío, bravo, brusco, bruto, brida, brete, breña, brisa, brazo, bruces, bregma, bramar, bricomanía, bramante, brancada, bruñir, bronce, broquel, cobre, bromo, bruja, brújula, bruma, broma, brisca, breva, bronca, bribón, brigada, brear, brea, brocha, broche, brecha, brebaje, brocal, abrevar, branquia, bregar, braga, bruno, enebro, brezo, briza, brizna, broca, broza, nombre, ginebra, culebra, palabra, hebreo… y también Brahma, Ebro, Bretaña… y tantas otras que contienen el fonema “br” en sus sílabas —u otro fonema semejante, “pr”, así mismo también bilabial: prender, aprender, provecho, privado, próximo, presente, pronto, prisa, prueba, pre-... A muchas de estas palabras se les reconoce un origen antiguo, a veces celta, otras “ibero”, o procedente de “hablas pirenaicas”, y tantos otros tras la catástrofe de Babel, de su gran torre —¿qué pájaros anidaban en sus alturas que aún recuerdan su lengua original? ¿Tú que me lees, en tu filología caben mis palabras?

Estoy seguro que todos los conceptos, las acciones, los sentimientos y sensaciones, los elementos materiales básicos de cualquier cultura primaria, se pueden expresar con estas palabras que incluyen el fonema “br”, “pr” o similares (que a lo peor se fueron alterando con el ir y venir de las palabras)… Más aún: me atrevería decir que todo esto tiene que ver con la voz de Dios, cómo la escucharon o interpretaron verbalmente los hombres antiguos… La voz de Dios es la voz del trueno: su vibración es su palabra (el antiguo “brrr”)… NombrarLe es NegarLe… Mi nombre es BRUNO LLANES… —y el tuyo tan breve como el MAR que no cesa…


Dibujo: "Libro de Horas", 1991-92

17 comentarios:

Ulysses dijo...

Interesante relación
Saludos

ev dijo...

Me senti celosa de MAR... ja ja
(que posesivo es uno...)

Me encanta esto del cambio de las palabras. Muy rico.

Brinco bravío el brazo brama, brisa bruma me reclama,
Brecha insomne entre nosotros se traza
Es el Mar... ¿Pacífico o Atlántico?
Breve
Eve

MARICHUY dijo...

Pau

Cuando te leo... me vuelvo a percatar de cuan enorme es mi ignorancia.
Br,br,br

Besos, Amo el mar

Belén dijo...

Tu eres alquimista, pero de la palabra, pocos hay ;)

Besos

∂ZuL™ dijo...

Interesante escrito sinceramente!

tequila dijo...

he recordado lo bien que lo pasaba con ejercicios y juegos en la facultad... pena que ya no sepa hacerlo

un lenguaje musical, fonetico que se transcribe y oculta mensajes, secretos que pocos conocen y unen.

preciosas palabras elegiste.

besos Pau, Bruno

Camille Stein dijo...

lengua de los pájaros, qué bonito suena...

ayer vi de nuevo 'Stigmata', la película. en ella se habla de un supuesto evangelio escrito por el mismísimo Jesucristo en el siglo I y considerado como herejía por la Iglesia. la dulce Patricia Arquette era la pobre estigmatizada escogida para la transcripción de dicho evangelio: el idioma era el arameo. lo hablaba y lo escribía mientras sangraba por todas sus llagas... en medio, el olor de santidad: olor a flores; y la presencia continua de los pájaros: concretamente palomas.

la voz del hijo de Dios es en este caso el arameo...

un abrazo, Pau

como siempre, estimulante y desencadenante de sensaciones

Jennifer dijo...

Bravo... brindas breves y brillantes palabras, propio de un gran hombre.

Besos

DianNa_ dijo...

A brrrrrrrr azosssss vecino.
Parezco un coche de carreras :)

Besitos Pau^^

sarah dijo...

el texto es interesante como reflexión personal, no así por la reflexión de los propios autores citados, pues son opiniones de ellos y muy poco científicas. El francés tiene una severa y científica evolución histórica; también el italiano. En cuanto a las palabras que quedan que lleven br-, si son importadas no sufren la evolución normal de la lengua de substrato, por eso se mantienen.
Besos.

Raquel Fernández dijo...

Todos tus posts son una maravilla. Bebo cada una de tus palabras con avidez y siempre, siempre, aprendo algo nuevo.
Un beso!

MaleNa dijo...

Siempre que leo textos tuyos me quedo en estado de ensoñación.
Es maravilloso sentirte hilvanar pensamientos, saltando en la historia de aquí para allá en forma poética.

Recuerdo a Jean Sibelius y su marcha nupcial El lenguaje de los pájaros.
Honrada queda en tu pluma la Langue Verte.

La torre de Babel aún está erguida entre nosotros y no es que nos separen los diferentes idiomas, es que aún no sabemos escuchar.


aBRazo fuerte.


MaLena.

lapaupachica dijo...

ay, pau, a riesgo de que me digas provocadora... te diré que yo hay mucho que sigo sin entender de todo este pajarerío... aunque, y a pesar de, mi blog dice "macabra culebra ebria..". en su nombre, que le robé a un escritor (arenas, creo) citado en "la tienda de palabras".... y es que aunque se me anquilose el seso, sé sabe estar sí, siempre, sonando, solo saltando sin son sin saber se sabe se siente se solaza solita soliviantando
salud! sepa sintonizar sabroso sin (s)ensurar

ev dijo...

Pau ¿porque Ramsés está erecto? ¿Algo tiene que ver el escarabajo? Los dibujos ¿qué significan?

lágrimas de mar dijo...

me encanta leerte y tu forma de escribir,

un besote

lágrimas de mar

CaroliNa dijo...

Mi abuelo me enseñó a observar como se duermen los pájaros...
milagro de la observación.
Me gusta lo q he leido y visto en su blog.
Un placer.

arturo dijo...

la imagen de ramses, la medida de el hombre, del universo de el templo de salomón?... 3,4,5 ecuaciones rara...

que el egipcio ese este erecto, es porque "pi" es representado por esa erección??? que alguien me explique para poder dormir XD..

la redacción del texto fue muy interesante, pero francamente no entiendo -_-