jueves, abril 10, 2008

La decadencia de la mentira y sus utopías... O cómo hago alquimias con mi cuerpo al atardecer.


Oscar Wilde criticaba al realismo por su vana intención de representar únicamente la realidad; lo que para él no tenía ningún mérito y, además, con el paso del tiempo dejaría de ser verosímil e inteligible… Para el genial autor irlandés, el objetivo del arte debe ser la mentira, es decir dar a conocer la belleza de las cosas falsas (inventadas, de ficción, ideales). Wilde defiende la mentira en el arte: sólo se puede representar la belleza mintiendo y falseando la realidad. Sin mentira no hay arte; es decir la mentira y la poesía son artes… Aún más radical, argumenta que a la larga la vida y la naturaleza imitan al Arte, y no al contrario, como se ha entendido tradicionalmente: “Mirar una cosa es muy distinto a verla. No se ve nada hasta que no se ve en algo su belleza. Entonces, y sólo entonces, la cosa comienza a existir. Actualmente la gente ve la niebla no por sí misma, sino porque los poetas y pintores han mostrado la misteriosa belleza de sus efectos. Probablemente ha habido niebla por siglos en Londres… Pero ninguna la vio hasta ahora, ni sabíamos casi nada de ella”… Con estas premisas Oscar Wilde planteaba aspectos de gran interés, por ejemplo la preeminencia de la interpretación sobre el hecho en sí mismo, una interpretación de la realidad según códigos establecidos, aprendidos, incluso asuntos relativos a la mecánica cuántica y a las condiciones de observación de los fenómenos. La realidad no es necesariamente como la creemos ver, sino lo que interpretamos de ella o cómo la representamos… —por lo que adquiere total sentido la reivindicación de Wilde de una mirada artística, la necesidad de un canon artístico, sobre otras consideraciones meramente naturalistas.

La decadencia de la mentira fue uno de los textos predilectos de Wilde, sin duda uno de los mejores de crítica estética. Es un brillante alegato contra el arte realista de su tiempo, que mediante el “culto monstruoso de los hechos” pretendía ser el espejo de la vida y se arrogaba capacidad suficiente para representarla con mayor precisión… Para Wilde, sus cultivadores “acaban por escribir novelas tan semejantes a la vida que no hay modo de creer en su verosimilitud”. Por eso el Arte nunca debe imitar a la vida, pues “el Arte no expresa nunca otra cosa que a sí mismo”. Oscar Wilde cree que cuando el Arte renuncia a su medio principal, la imaginación, está abocado a un completo fracaso. Su propuesta es “intentar la renovación del antiguo arte de la Mentira” —un deber irrenunciable, ya que la mentira es el modo más elevado y el fin propio de todo Arte que se precie…

Acusando al arte naturalista de fines del siglo XIX, Wilde llega a sostener que el Arte es superior a la Naturaleza, incluso que la vida misma es “alumna” del Arte, que aprende de nuestra mirada artística. Su elogio a la mentira tiene que ver con su reivindicación de la belleza más allá de su realidad natural —cuando Wilde habla de mentira hay que entender “reelaboración” de la realidad, idealización, ficción, recreación de una nueva realidad artística “inventada”, es decir en muchos aspectos mentiras, construcciones mucho más que descriptivas de la naturaleza y la realidad de los hechos que acontecen. Oscar Wilde reclama la necesidad de “artistas totales”, completos, que sepan ser también críticos de su propia expresión. Reclama un arte fuera de la moral —amoral, no inmoral—, ocupado sobre todo en crear estados de ser, de ánimo, existenciales, universales, que no pueden estar mediatizados por la moral ni las costumbres de cada tiempo, sus convencionalismos. Un arte y una estética “amorales” que operen en el sentido de crear la utopía de una sociedad libre de constricciones prácticas, dedicada a la contemplación, al placer. En esta “amoralidad” entendida por Wilde como violación de las reglas, está el progreso… Su Utopía era una sociedad artística no materialista, sostenida por la alegría, el placer, los valores artísticos de la imaginación y la invención, con tiempo necesario para la reflexión y la propia expresión, ese impulso incontenible de la expresión artística, de revelar aquello que todavía la naturaleza, la vida, el mismo arte, no han mostrado… la voluntad de auto realizarse a través de la creatividad individual y el espíritu crítico… —Miénteme, mi amor, y dime que yo soy tu Utopía… hay días en las que una mentira mueve más que cien carretas, es decir que un par de tetas bien puestas…


Fotos: "Alquimias en el río Negro", Amazonas, Brasil; abril 2005

30 comentarios:

Cecil dijo...

casi siempre las mentiras mueven más que cien carretas

no sólo porque suelen ser construcciones mucho más agradables, sino porque, en definitiva, quién puede decir qué es lo real

yo sigo en esto al defenestrado Protágoras y listo

besos

LuNa dijo...

Hermosa foto!

AkashA DulcineA dijo...

¿Y si para el artista no es mentira lo que percibe con sus febriles sentidos?, la belleza de la niebla para un melancólico, puede ser la mentira fatal en un incurable optimista.

Hay tantas verdades, como días en el calendario.


OsCuRaS y SanGrAnTeS rEvErEnCiAs.

Karina dijo...

QUé tal!
escribo, pero tengo poco tiempo para actualizar mi blog, prometo dedicarle más tiempo. Esas fotos que pusiste están buenísimas...

MaleNa dijo...

Wilde es un revolucionario a nivel ético y estético, su concepto reside en que el arte era más verdadero que la vida, y que la rebelión y la desobediencia contra las mentiras de la sociedad eran más reales que la supuesta "naturalidad" en que ésta se apoyaba.

Algo de verdad hay, quizás.
No creo que la niebla de Londres, los verdes húmedos del Amazonas, pertenezca a un grupo, confio y deseo que todos puedan "ver" y hacer cierta la belleza.

Andre Breton en Nadja dijo "la belleza será sublime o no será" (buscaremos lo sublime, quizás está en las cosas sencillas, una manzana verde)

Siempre es movilizador leerte, siempre es más.

Sigo escuchando a K. Jarret en Somewhere Over the Rainbow y te abrazo.


MaLena.

CUCALELLA dijo...

Quien dice que la "realidad" la que vemos con nuestros propios ojos sea la verdad de las cosas, pues cada persona ve la vida desde un prisma distinto, según Kant, la realidad depende del objeto observador, así que estoy de acuerdo con Wilde, pues ¿qué es la realidad? Algo intangible, imposible de ser percibido...todo lo que somos capaces de apreciar son copias falsas elaboradas por nuestros ojos,pues aún no tienen la suficiente claridad para observar la claridad de lo absoluto. Un saludo, Pau!!! Gracias por tus gratas palabras, seguiré luchando por ser creadora.

CUCALELLA dijo...

Quien dice que la "realidad" la que vemos con nuestros propios ojos sea la verdad de las cosas, pues cada persona ve la vida desde un prisma distinto, según Kant, la realidad depende del objeto observador, así que estoy de acuerdo con Wilde, pues ¿qué es la realidad? Algo intangible, imposible de ser percibido...todo lo que somos capaces de apreciar son copias falsas elaboradas por nuestros ojos,pues aún no tienen la suficiente claridad para observar la claridad de lo absoluto. Un saludo, Pau!!! Gracias por tus gratas palabras, seguiré luchando por ser creadora.

DianNa_ dijo...

Lo de las tetas me ha llegado al alma.
jajaja
Seguimos de un nublado... creo que me sorprende lo que este tiempo extraño hace conmigo ;)
Besos vecino ♥ ^^

Anónimo dijo...

Y qué es literatura???

Ginebra dijo...

Pau, lo que has escrito me ha hecho pensar y me ha gustado mucho. Oscar Wilde era un Genio, no sólo por su creatividad, si no por su forma de ser y pensar a contracorriente con el resto de sus conciudadanos y de la sociedad inglesa del momento. Ser un transgresor es necesario para pensar.

No estoy de acuerdo, no obstante, con su reflexión de la realidad y mucho menos de la idea del Arte antepuesto a la Realidad o a la Naturaleza.
Creo , modestamente, es sólo una opinión personal,que la Realidad en sí no es tal, hay tantas realidades como formas de mirar, pero siempre se anteponen al Arte, le sirve de modelo. Los artistas toman como punto de referencia su forma de ver la realidad.

Sobre si una mentira puede alegrarte el día, ¡pués estoy de acuerdo!. En muchas ocasiones o en casi todas, queremos oir unas palabras que necesitamos... aunque éstas no sean ciertas.
No creo que dos tetas muevan el mundo, la verdad. Una mentira tampoco, pero el pequeño universo individual puede verse muy conmocionado por unas palabras (verdaderas o falsas) y quizás por "un buen par de razones", jejejeje.
Un beso para mi pensador preferido.

Camille Stein dijo...

Y cómo definimos la realidad ?

Sin mentira como reelaboración de la realidad, como subjetivización del hecho concreto y experimental, no se podría reconocer la realidad.

La realidad desnuda apenas tiene palabras, expone en crudo unos hechos para que las palabras subjetivas de los 'otros' le otorguen su contenido completo.

La mentira surge cuando explicamos: en la segunda o tercera palabra surgida nada más articular los labios.

Qué bella la mentira...

Un abrazo.

Raquel Fernández dijo...

Me encantó este post. Coincido totalmente con el pensamiento de Oscar Wilde. El prefacio de "El retrarto de Dorian Gray" es imperdible.
Un abrazo!

Belén dijo...

No he leído el texto de Wilde, y mira que me gusta... lo buscaré...

La mentira puede ser hasta positiva, siempre y cuando no hagas daño a los demás por dios... en cuanto cruzas una determinada línea, hay que acabar con el juego, puede haber pérdidas...

Besicos

Frabisa dijo...

Antes abogaba por las mentiras piadosas, ahora me lo estoy cuestionando. Creo que al decir una mentira piadosa, subestimas al destinatario de ella, pensando que no tiene la suficiente madurez para recibir una verdad.

En fin, que me quedo con Wilde que me encanta y con Josep Plá que decía que no tenemos por qué preocuparnos por el hecho de mentir, ya que nuestro estado permanente y natural, es el pecado.

un besito

oceania dijo...

mentir sin tener ningun provecho para ti o para otros no se llama mentira, se llama ficcion.

SirenaVarada dijo...

Decía O. Wilde que todo arte es a la vez superficie y símbolo, y esto tuyo -en lo que a mí respecta- es pura provocación, así que sólo diré una cosa que no quería decir:
"ole, ole y ole"

Ranita dijo...

Hola Pau :)
Gracias por ser mi mas constante lector.. jaja... de hecho el único. Acabo de actualizar mi blog, ya tienes tu dosis de melancolía esperando. ;)

Gwynette dijo...

Y no será que con el paso del tiempo el concepto del arte ha cambiado y a vuelto a cambiar?..el arte es algo vivo y los ojos de quienes lo miran también..quizás puede haber tantas teorías de críticos como artistas dispuestos a hacer arte..es complicado,un tema de laaargo, largo debate :-)
"Sin mentiras no hay arte", y se me ha ido la pinza a los actores de teatro..mañana las mismas palabras en escena, pero sintiéndolas cada vez como nuevas..para que no se pierdan en la mecanización y se conviertan simplemente en arte.



Petonets de la carxofa

Ainhoa dijo...

Hola.
He estado varios días por Lanzarote, pero es un placer regresar y poder leer cosas como esta porque ya sabes que a mí Wilde me encanta. La vida, el arte... Como decía de uno de los personajes de "El retrato de Dorian Gray": "Y, ciertamente, para él la vida era la primera, la más grandes de las artes, junto a la cual las demás parecían ser sólo una preparación".
Un abrazo.

María Narro dijo...

nunca me ha gustado mucho Wilde, aunque he de reconocer que enn sus reflexiones hay encerradas enseñanzas y verdades como puños. Pero eso de que ... la vida misma es “alumna” del Arte... es una auténtica sandez.

Jamás la Vida será alumna, ni entre comillas, del arte. Y mira que me apasiona éste mundo...

la vida sólo a veces es una mentira, el arte siempre.

besos.

ev dijo...

Buen texto Pau, y muy buenos los comentarios de tus lectores.
Lo leo como una forma más de ver las cosas. Concuerdo con algunas. Me gusta el uso del concepto de "mentira" de Wilde, porque a su vez dice una gran verdad, y creo que en el desglose de ese concepto es que afinamos las diferencias entre verdad y mentira, realidad o interpretación y no creo que en ello (lo expresado por Wilde) exista una línea divisoria entre principios éticos que también mencionas y que es precisamente aquello que seguramente estorbaba y denunciaba. (claro, contexto histórico)También rozan para mí ciertos vértices del concepto de mentira que yo rechacho como principio y por eso me cuesta pensar que el arte o la naturaleza mientan como tal. Al final siempre hablan de la verdad de su autor. En fin, creo que da para mucho como decían por ahí.
Un abrazo

Daniela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nanny Ogg dijo...

La verdad y la realidad están sobrevaloradas... Viva la mentira y la ficción... :)

Besos

pinky ☆.•°•.•.★:: dijo...

Reflexión de Wilde totalmente acertada... el arte es la idealización de la realidad tanto en positivo como en negativo... si no hay fantasía ,sino hay interpretación de la realidad (más que mentira , esa palabra no gusta mucho) no hay arte.
Qué es la pintura realista para mi? una auténtica caca .. la verdad... yo es que he tenido mi época pintora jeje XD ... mi profesor de pintura insistía que primero tenia que aprender el realismo y luego ya dar rienda "a mis paranoyas" perooo la verdad es que yo no podía porque no me gusta nada ese estilo... sin embargo el surrealismo es algo que me fascina ... pensaba escribir un post sobre dalí ...
haber si me pongo algún día jejee XD
por cierto en tu post están muy bien explicadas las ideas de Wilde? pero qué hay de tu propia opinión... ?? ¿? parece que solo expones estas ideas sin decir tú nada al respecto noooo???
venga un saludo ;)

tequila dijo...

"realizarse a través de la creatividad individual..."
La Utopía que de la que hablas me encanta.
Yo no considero mentir, mirar con otros ojos.
un beso Pau

DianNa_ dijo...

No te he dicho que me encantan tus pies??
:))
Besos de lunes^^

∂ZuL™ dijo...

Contigo siempre aprendo algo nuevo :)

Luna Carmesi dijo...

Me ha recordado esta entrada algo que escribí en mi blog hace tiempo. Algo asi como que escribir en un blog era como actuar en una pelicula porno... No se finge pero se exagera... Bueno... Discutible como cualquier cita pero a veces esta exageración la podemas llamar interpretación... y el arte, las artes no dejan de ser una interpretación.
Besos.
:-)

ev dijo...

Acabo de releer esto. Me han dado deseos de aprender a mentir... Y que a lo mejor me mientan

Besos

Sirena Varada dijo...

Cómo me gusta leerte... y releerte


¿Sabes, Klee? Tus escritos no envejecen, como los buenos vinos ganan con el poso del tiempo...
¡Eso también es Arte!