jueves, abril 03, 2008

Soñar ciegos y/o con los ojos bien abiertos...


A menudo no recordamos haber soñado pero casi siempre recordamos haber despertado... Y aunque no siempre tenemos sueño cuando debiéramos, a veces tenemos sueños cuando no debiéramos tenerlos... En realidad lo que nos asusta es no saber si estamos soñando o si estamos soñando despiertos que estamos soñando... —lo más terrible es creer que alguien te está soñando mientras tanto… Como Borges , que creía soñar el sueño eterno de haber sido Borges —qué congoja para el ciego vidente soñarse… Yo también he soñado que alguna vez fui Borges; pero como me angustia la ceguera, me da miedo la oscuridad absoluta, me despierto nada más se cierran mis ojos, por si acaso… —qué alivio sentirse Pau Llanes una vez más despierto... Es descorazonador sentirse Borges aun en sueños.

¿Cuándo duerma para siempre, seguiré soñando? No lo sé… tampoco me preocupa más de lo debido y no creo que pueda volver a contarlo cuando suceda. Aun con todo pienso que si dormir para siempre es un estado diametralmente opuesto a esta realidad semiconsciente en la que vivimos, sería razonable que todo ocurriera al revés. Seguramente no soñaré pero ojalá esté permanentemente recordando, sin despertar, todos aquellos sueños que no fueron… Si no es así, qué locura, qué sueño tan terrible nos espera, y dura una eternidad… ¡Será un sueño eterno!… —por favor, éter-no… me da sueño sólo con escribir esa palabra, con leerla… Estoy seguro que no podré soportar tanto tiempo anestesiado…

Por cierto, hablando de sueños: ¿Podemos soñar sueños que ya hayan sido soñados? ¿Hay sueños iguales que puedan soñar seres distintos?... Responder afirmativamente supone que reconocemos que el número de sueños es limitado, finito, y que cabe la posibilidad de que se repitan cíclicamente... Decir que no es como afirmar que el universo de los sueños es indeterminado o ilimitado o infinito… como Dios... ¿Dios sueña? ¿Cuándo soñamos somos Dios de algún modo soñando? ¿Nos sentimos dioses en nuestros sueños? El hecho de que todos soñamos demostraría la existencia de un panteón creciente de dioses... o el misterio de un Dios fragmentado en tantos soñadores como almas en vilo somos. Acaso será por eso que confiamos tanto en el panteísmo universal como en el politeísmo y en la poligamia... —polígamo sentimental sí, mi amor, infiel nunca… Si no creyera que soy polígamo vocacional sería como Dios, monógamo, todo yo uno con el Uno, tan solos… Además estaría despierto… —ay, qué responsabilidad teológica decidir soñar o no.

Al menos esto de pensar en sueños me sirve para explicarte nuevamente qué es y dónde se encuentra el centro sagrado del universo… Por ejemplo: pensemos en cuántos sueños quedan por soñar a la humanidad en el mundo real, sí, todos los demás sueños de los otros, también en nuestras ficciones… Imaginemos los sueños que ya han sido soñados, los que quedan por inaugurar… Pues esa es la sensación, el sentimiento, del centro sagrado: desde el centro todo parece tan ilimitado, tan indeterminado, posible… Si sientes que el antes y el después están en equilibrio, que es razonable, verosímil, que fueron tantos los sueños como los que serán… es que realmente estás en el centro, eres el centro de tus sueños… el centro sagrado del universo de mi sueño, amor… Tu centro y mi centro, siameses…

¿Se puede imitar un sueño, plagiarlo, falsificarlo? ¿Quién sabe cuál es verdadero, cuál falso? Se parecen tanto… Para saber exactamente cuál es el original y cuál es su réplica deberíamos conocer cuál fue primero, ¿no?… Pero nadie sabe decir cuál fue su primer sueño, qué soñó, cuándo… Y si no sabemos reconocer nuestro primer sueño, ¿cómo sabremos cuál es su copia, su clon?... Por cierto, hablando de copias y plagios… ¿Los artistas, tan eclécticos, tan imaginativos ellos, son capaces de hacer un collage de sueños, un sueño collage? ¿Cómo se recortan, pegan los sueños? ¿Sólo: cut, copy and paste?

¿Alguna vez has tenido la nostalgia de un sueño?... No temas, a todos nos pasa lo mismo; somos melancólicos aun en sueños… Por ejemplo de aquella noche incierta en que creímos entender con absoluta claridad y transparencia el significado de todos los sueños, su llave maestra… Lo inquietante del caso es que tal como viene este sueño, desaparece… nos despertamos sobresaltados por el impacto de esta inefable seguridad. “Sé que lo supe”, nos decimos en silencio aún desconcertados, extrañamente felices… Pero en realidad, ¿despertamos o dormimos frente a la verdad?... —qué enigma tan irresoluble… Y es que cuando asistimos perplejos a la revelación de la verdad de inmediato caemos en un sopor irresistible, somnolencia repentina, en ese estado de narcolepsia incontrolable que parece muerte en vida…

La verdad es el más poderoso narcótico que se conoce, amor… acaso por eso nos da tanto miedo utilizarla a diario, causa adicción insuperable… Ésta es la causa principal de nuestra compulsiva necesidad de metadona-mentira… de nuestra dependencia psíquica y física a este opioide sintético… En su adicción, la mentira se parece a la verdad, pero no son lo mismo: la una estimula nuestras endorfinas sentimentales (aunque sea en sueños, como una ficción), la otra inhibe totalmente nuestra felicidad… Estar contentos no es lo mismo que ser felices…

¿La felicidad es un sueño o un deseo por satisfacer? Cuántas veces confundimos soñar con desear —esperar con desear también… Y es que los deseos no son como los sueños que van a su aire, vienen cuando menos los esperas o huyen a su capricho… Los sueños son libres vagamundos y los deseos esclavos de nuestra voluntad… Aun con todo, hay un único sueño-deseo que merecemos confundir, un sueño-deseo que hacer realidad: encontrar a alguien con quien compartir nuestros sueños-deseos confiados —dicen que esto se llama amor… Ésta es la prueba del nueve del amor verdadero: si es para ti sólo un deseo o un sueño o un deseo de soñar compartido… Estos sueños de enamorado son sueños de insomnio con los ojos bien abiertos…

Oración final: Dios nuestro que eres en los cielos, dame el sueño de cada noche… Amor mío que no estás a mi lado, regálame tus sueños una vez más, mientras tanto…


Foto: "Room dream"

32 comentarios:

Samantha dijo...

Qué hermoso post, hablar de los sueños de repente es tan complicado y tan mágico a la vez que resulta una tarea fascinante. Hay sueños verdaderamente maravillosos y también hay otros aterradores de los que nos urge despertar, experimentamos una verdadera esquizofrenia mientras dormimos y todo, absolutamente todo es posible. Esto también suele pasar mientras estamos despiertos y vale mucho la pena soñar con los ojos abiertos.

Saludos Pau, besitos¡¡¡

Blasfuemia dijo...

¿podemos soñar sueños que ya hayan sido soñados?: Yo sueño con sueños que he tenido, pero nunca es el mismo sueño, continúo sueños donde los dejé la última vez..

¿Alguna vez has tenido la nostalgia de un sueño? oh siiiii.. ha habido sueños que me han dejado tal dulzura que no he querido despertar, que he querido incluso enjaularlos.. pero siempre siempre se escapan.

Anónimo dijo...

Sí,soñé con ese sueño deseo que me hizo despertar escuchando tú música indeterminadas veces...y durante el día el sueño continuaba en los desencuentros...Más hoy el sueño me habló de miedo? imágenes de cine mudo en blanco y negro.....d....

Daniela dijo...

Pau...parece que a los dos nos gusta el tema, ya también escribo sobre los sueños en el último post.

Hablando de ellos, a veces me sucede, que despierto y digo, gracias por despertar de esa pesadilla. Pero otras paso el día triste, porque siento que me he separado de alguien que quiero mucho y me envuelve la nostalgia, tú que sabes de todo eso, te pregunto es normal, enamorarse en un sueño?.

Besos.

NEBET-HET dijo...

La oracion final me ha encantado, soy una romantica sin remedio....

Esta demostrado que hay sueños que si no en su totalidad, si gran parte de los mismos se repiten en diferentes personas, de ahi la teoria de Sigmun Freud sobre la interpreacion de los sueños ( aunque personalmente no crea mucho en ella.

Tambien estan los sueños que repetimos a lo largo de nuestra vida, que llegan a ser una cruz sobre todo si no son agradables.

No se si realmente habra un numero limitado de sueños, lo que si es cierto es que la humanidad es muy simple y despiertos todos soñamos lo mismo, reconocimiento, amor, prosperidad, etc....

Interesante tu post onirico. Un beso

tequila dijo...

la felicidad es como un sueño:pasajera, casi siempre olvidada, dejando el regustillo de que estuvo pero sin poder sentirla, al tratar de recordarla.

desear o soñar?te diria desear pero si en verdad estoy dormida y mi consciencia no es tal...

Polígamo sentimental y vocacional... me encanta!!

un beso Pau

Adriana Lara dijo...

de lo mejor que he leído últimamente por los blogs, con absoluta sinceridad.

Cecil dijo...

un placer pasar por aquí cada vez...

mi madre está fascinada con tu blog (y eso que solo lee el mío medio a regañadientes, así que todo un logro de su parte haberla atraído ja)

besos

lapaupachica dijo...

yo soñé con tus palabras que era amada y amaba por toda la eternidad de un instante... qué sabor antiguo que traes...

aus dijo...

Hola Pau, aquí ando, de repente como visitante silenciosa, con un mar de trabajo sobre mí... soñando a ratos, amando también a ratos.

Polvorilla dijo...

Cuanto tenemos que amar; me gusta pensar que si nos tropezásemos con Dios y le preguntásemos que debemos hacer, su respuesta sería ser felices.
Sabes Pau..., algunas veces necesitamos de alguien que nos despierte para continuar nuestro sueño.

Bellísimo escrito.

Feliz fin de semana para todos.

Besos.

CUCALELLA dijo...

Me gustaria soñar que estoy soñando. Besitos soñadores, Pau!!!

marina dijo...

Bon dia, Pau,
normalmente me acuerdo de los sueños, ..bueno, del último supongo...:-)
Al soñar, muero y renazco en otra vida que termina cuando mi conciencia del aquí se quita las legañas. En el fondo, vivo el sueño como una aventura...no sabes lo que te espera, lo que decía, otra vida.
Y, en fin, los que sueñan despiertos...también me incluyo, a veces,...eso ya es como la tercera/cuarta dimensión de un cuadro.
mmm...y el sueño-deseo que merece ser confundido...este, merece ser vivido con todo nuestro ser.
un abrazo.

adrián alemán dijo...

Gracias por tu amable comentario en La jaula 3.0, que me ha servido para conocer tu blog, enhorabuena.

Ginebra dijo...

Hola querido.
¡vaya colección de chicas tienes a tus pies!!!!. Casi todos los comentarios son FEMENINOS, no me extraña que te autodefinas como "polígamo...".

Me quedo con el sentido que propones a la hora de definir el AMOR VERDADERO:compartir los sueños del otro.
También soy una romántica empedernida, como otra chica que comentó lo mismo.
La última frase: rotunda.

Sylvie dijo...

No creo que los sueños puedan ser limitados, los que sí somos limitados en formas de ser, en maneras de desear o anhelar, somos los seres humanos...y por eso...coincidimos en los sueños, que aún no siendo iguales, muchos son parecidos.

Será por eso que no creo en Dios ni en la monogamia??

besitos.

alida dijo...

Sueños hecho realidad serian los mejores, sabes yo he tenido sueños continuados una noche y la subsiguiente sigo seria como la continuación jejeje
Un gran abrazo viajero

Camille Stein dijo...

Para hablar de sueños es necesario estar dormido, es como hablar de cielo o infierno sin haber muerto. Tus palabras vienen como una imagen del otro lado. La infinitud de los sueños, con tus bellas palabras, se hace palpable: una invitación a soñar. Gracias y un abrazo...

Saludos-

Frabisa dijo...

Has soñado que eras Borges!!!! Bueno, tener el don para la escritura que lo adornaba es como para soñarlo, aunque como persona me quedo contigo, aún sin conocerte mucho.

Ayyyyyyy, el mundo de los sueños, el único en el podemos refugiarnos sin temor a nada que un buen despertar no remedie.
Como le pasa a la mayoría pocas veces recuerdo los sueños, pero soy soñadora de ojos abiertos y te aseguro que muchos de esos sueños, se me cumplen.

Un besito

Carolina Lazo dijo...

He tenido muchos sueños simbólicos pero uno aun lo recuerdo como si fuera ayer. Yo era amiga de unos gansos, grades y gordos. En todo momento me vei junto a ellos como persona, luego todo cambio y hable con ellos y fui tambien uno de ellos. Fue como desprenderse del embase.
Cuando desperté sentí que me faltaba mi cierpo. Donde estaba?
Desde entonces amo los gansos.

MaleNa-La Porteña dijo...

Coincido con vos, ser Borges debe ser tremendo, no saber cuando somos nosotros, cuando lo que se refleja en un espejo.

Vivo soñando, me veo hace mil años danzando en Nara, orando en el Tibet, triste en Buenos Aires, gozando en Cádiz.

Te abrazo (copy .paste :)

Lindo finde Pau.


MaLena.

SomeDevil dijo...

Un beso para ti.

nara dijo...

soy soñadora por convicción pero me gusta soñar despierta ahí están mis mejores sueños !!

besos,no dejemos nunca de soñar.

Juliet dijo...

Hey, como va? En mi opinion los sueños son ilimitados, lo que es limitada es nuestra capacidad para expresarlos... en fin...
Borges? Mira si fuiste a soñar con ser Borges... que interesante... Bueno, el no nacio ciego y de hecho supo que se iba a ir quedando ciego desde muy joven... Y si nos vamos en un sueño eterno, me encanta creer, como cuenta Borges, que puede que una vez muertos no nos demos cuenta inmediatamente del estado y las cosas continuen en su lugar, como el dia anterior... y sigamos con la rutina (?)

Un beso, Juliet

akiresahotome dijo...

Buenas noches, qué tal, de antemano gracias por las visitas a mi blog.

Con respecto a los sueños, realmente no me caracterizo por recordar los sueños y siento que es mucho mejor, no me atormento al pensar si sucedió en realidad o solo fue en sueño.

De niña, soñaba muy seguido el mismo sueño que era como el fin del mundo, jajaja, qué loco, y pues esta semana sufrí la visita de un serpiente en uno de mis sueños y me inquieta, pero en fin, la idea era compartir algo de lo que me vino a la mente a leer tu post.

P.D.: Borges para mi gusto es un gran autor.

Nanny Ogg dijo...

Yo siempre me he preguntado si no seremos productos del sueño de alguien o si todo lo que vivimos no será en realidad, más que un sueño. Quizás la muerte no sea más que el auténtico despertar. ¿Quién sabe?

Besos

Clodet dijo...

Cuánto me gustó encontrar tu mirada sobre los sueños,
un post que nos acerca y a la vez,
quién sabe cómo sueñas y cómo sueño?
si hablamos de lo mismo
o de algo parecido...
Desde la profundidad onírica,
huellas de la que sueña
por aquí

elisa dijo...

Me encanta la "oración" final.
Me gustaría explicarte que yo, nosotros, algunos de los que estamos tratando de hacer el blog que te ha gustado, pensamos que Dios ¡aún no ha empezado a soñar!.
Es justo uno de los subtemas que tratamos. Digo que me gustaría porque es un poco dilemático y me llevaría un tiempo del que no dispongo en un comentario. Así que ...¡anímate a visitarnos y a ver si explicamos entre todos eso del "sueño de dios"!
Mallorca, Menorca e ¡Ibiza!... estuve varias veces en Semana Santa por ahí y me gustó todo, más Ibiza, después Mallorca y por último la otra. Tengo tantos recuerdos agradables de la Luz mallorquina...ya hablaremos de ella, poco a poco.
Saludos.

Denise dijo...

Yo quiero hacer copy paste de algunos sueños que veo pasar por ahí... sí, señor, me gusta la idea.
Y la nostalgia,también, aunque la prefiero al miedo que me queda a veces, incluso recordando :-p

Luna Carmesi dijo...

Creo que Lovecraft estaba obsesionado con apuntarse todo lo que soñaba...
uuy...
cuidado...
:-)

Smith dijo...

Sueños,deseos y confusión,el batido perfecto, genial,son de mis temas favoritos.

Una gran soñadora...
Besitos

ev dijo...

Me gustó Pau,
espero tengas pronto al amor adjunto y en todo tú...
Es también mi sueño-deseo...
para ti y para mí.

Me quedé algo "abstracta" con tus dos últimos comentarios a mis Blogs, esclaréceme, soy principiante, porfa...