domingo, abril 13, 2008

Topofilia de tu cuerpo... —Vamos, no tengas pudor, miedo; dime dónde...

Yi-Fu Tuan —el más prestigioso geógrafo contemporáneo— considera la experiencia y las emociones modos privilegiados para conocer y sentir el espacio geográfico. Con ese sentido elaboró los conceptos de “topofilia” y “topofobia”, asociados a valores sentimentales de atracción o negación a ciertos lugares… “Topofilia” sería el conjunto de relaciones emotivas y afectivas positivas que unen al hombre con un determinado lugar, por ejemplo su casa, su barrio, su pueblo o la ciudad en donde reside; tiene que ver con sensaciones y sentimientos tales como “confortable”, “hogareño”, “relajado”, “sin tensiones”… —se trata de experiencias estáticas tanto en lugares naturales como construidos. Si la topofilia alcanza el grado de sentimiento reverencial, Tuan la denomina “topolatría”. Por el contrario, “topofobia” implicaría relaciones emotivas negativas; provocadas por ambientes, lugares o paisajes que nos son de alguna manera desagradables o inducen a la ansiedad y depresión —desgraciadamente, un sentimiento generalizado en muchas caóticas metrópolis modernas, desestructuradas y alienantes. Otro término inventado por Tuan es la “toponegligencia”, que vendría a ser la falta de arraigo, de sentido de pertenencia, la carencia de identidad, que a veces experimentamos en nuestras ciudades, regiones u otros territorios conflictivos.

Para Yi-Fu Tuan, “lugar” se corresponde con un mundo de significados organizado. Es esencialmente un concepto estático —en realidad un punto fijo de encuentro en común de experiencias diferentes. El “lugar” es un centro de significación insustituible para la fundación de nuestra identidad como individuos y como miembros de una comunidad, asociándose por ello al sentimiento de hogar (“home place”)… Para Tuan los “lugares” varían grandemente en tamaño: una mecedora en la terraza es un lugar, pero también lo es un estado-nación… Conocemos y sentimos los pequeños lugares a través de nuestra experiencia directa, incluso mediante sensaciones tan íntimas como tocarlos y acariciarlos; sin embargo una región, por ejemplo, está lejos de la experiencia directa de la mayoría de la gente pero también puede ser transformado en lugar —como localización de lealtades apasionadas— a través de la educación, la política, incluso del arte, una fotografía…

Ay, mis lugares: espacios-refugio en mi viaje a través del mundo, de la vida… privilegiados centros de observación y reflexión desde los cuales miro —también metafóricamente— el paisaje en derredor, a lo lejos… Pero mis lugares no tienen por que ser los tuyos y viceversa… Es nuestra pura subjetividad la que hace que algunos lugares tengan un especial significado para cada uno: el lugar de nacimiento o el escenario de nuestros amores más deliciosos o aquellos lugares que recordamos de un viaje memorable… Es necesario un compromiso entre lo individual y subjetivo y lo social para establecer lugares de encuentro en donde compartir experiencias… lugares vividos en común, aunque luego los recordemos separados… —¡Vamos, no tengas pudor, miedo! Dime un sitio que quieras transformar en lugar arropada por mis brazos… un lugar en el que habitarnos y mirarnos tan lejos como nos dejen nuestras pestañas enredadas… Pero por favor, que no sea un lugar común… Aborrezco los fantasmas alrededor de mi cama…

Foto: "Essaouira: zocos"; diciembre 2006

23 comentarios:

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Hola, vine a conocer tu blog y me ha gustado mucho, así que volveré por aquí. Muy buen post.

Bss

Clodet dijo...

Interesantísimo posteo, querido Pau.

Este sitio es un claro ejemplo de lugar que provoca topofilia


abrazos

Belén dijo...

Y que pasa con los que aún no hemos encontrado el lugar en el mundo?

:)

Besicos

Ginebra dijo...

Pau, lo que has escrito hoy domingo me ha parecido muy, muy interesante. No conocía los conceptos de topofilia y topofobia asociados al espacio geográfico y agradezco que me lo hayas enseñado.
(disfruto mucho con el aprendizaje de la geografía. Es una ciencia interesantísima).
Me gusta la asociación de espacios geográficos y sentimentales. Me ha parecido muy "romántico", la verdad.
Me dan ganas de decirte sitios y lugares, pero no me atrevo!!!!!.
Besos.

MartinAngelair dijo...

"Sin tensiones" y... sin "lugar".

Buenos días y un beso.

tequila dijo...

hoy me dejé llevar por tus palabras, sin pensar, buscar o analizar.
elegí un lugar... la de sonrisas que tendré cada vez que lo visite!
gracias Pau por hacerme soñar aunque sepa que no era a mi.
tengo el dia tonto
un beso

Frabisa dijo...

Me encantan esos nuevos términos elaborados por ese prestigioso geógrafo del que desconocía su existencia.

Los lugares que hemos visitado tienen nombres, señas de identidad, risas, o lágrimas. Si queremos inventar uno nuevo con nombres y apellidos nada mejor que dibujar un terreno neutral, virgen de emociones.

Un besito, Pau

Camille Stein dijo...

Mi lugar está irremediablemente a lo lejos, en la línea horizontal del horizonte, una nostalgia de lo desconocido que sin remedio arrasa el lugar físico presente. Esta desubicación me convierte en un desarraigado casi puro: una vez trasladado al más allá donde cielo y tierra se juntan, surge la segunda nostalgia, la del lugar recién perdido.

Todo esto me lleva a la eterna pregunta: dónde está mi presente. Y a la poética e interrogadora conclusión: mis raíces están en el viento ?

Un abrazo.

Elena dijo...

Yo espero no tardar demasiado en encontrar mi sitio... porqe a este paso cuando lo encuentre me lo habrán quitado

Naked dijo...

Seguro que el dia que me encuentre yo misma encontrare mi lugar, por lo menos eso espero.

Daniela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LuNa dijo...

Lugares favoritos, es como yo los llamaba, que bueno que alguien como Yi- Fu Tuan tenga una palabra para nombrar aquellos lugares muy míos.

Hay tantos, y espero por encontrar más, algunos son:
-el café Memorial frente al Teatro Ángela Peralta en Mazatlán,Sinaloa.
-bajo la cúpula del Hospicio Cabañas donde está la pintura Hombre de Fuego, del pintor José Clemente Orozco, en Gudalajara, Jalisco.
-La glorieta en donde está el Ángel de la Independencia viendo el castillo de Chapultepec, en el Distrito Federal, México.

Podría mencionar tantos, pero bueno, aquí un botón de muestra.

Anónimo dijo...

un sitio no lejos del amar y en que los ríos escuchen la espuma de tus dedos...

belita dijo...

Me voy habiendo descubierto dos palabras nuevas.

:)

DianNa_ dijo...

Pues yo no sé... crearía un lugar especial en mi mente... me dejaría llevar... hasta el infinito!!

Ya sabes que aunque anclada , me deslizo por los bordes de mi fantasía ;)
Siempre estoy donde quiero estar...
Ahora te estoy dando un besito en la mejilla ;)^^

ev dijo...

Un lugar en que se habitan dos personas así de cerca, deja de ser común, "los fantasmas se van..."
Eso sería mejor hacer:
invadir, tomar los lugares comunes para que al darles el espíritu de las bocas, y los labios y las palabras mudas tomen sentido, y empiecen a ser hermosos como realmente pueden, todo es posible...

Samantha dijo...

Oye, qué hermoso post, me encanta cuando te pones ilustrativo y tierno.

Besitos¡¡¡

∂ZuL™ dijo...

Vaya conociendo algo nuevo, saludos ;)

Luna Carmesi dijo...

Me gustaria un verdadero desvan con unos ventanales... donde se viera como la aldea termina y empiezas a ver prados y montañas dentro del valle en que te encuentras.

Besos!!!!
:-)

PROSÓDICA dijo...

Atitlan? es mi lugar favorito en mi pais. Un lago bellisimo a las faldas de varias montañas y un volcan. Varios pueblitos indigenas a sus orillas, clima calido por el dia y frio por las noches. Bellos jardines, ardillas y bosques.......venis conmigo?, te lo enseño....

vesania dijo...

Ouedo invitarte o ya será demasiado tarde???

Quiero que vengas conmigo a esa playa que nadie visita que te sientes a mi lado sobre esa roca que cuando niña crei sembrar y que luego se hizo gigante, ahí con el frío del viento, con la humedad del mar ocultarme en tus brazos enseñarte que en esa soledad que nos cobija no es necesario más que el mar que hoy debe ser gris porque gris está el cielo es bello y te refugia tranquilamente, mostrarte que tal vez nada sé ante todo lo que tu sabes, pero que aun así ese momento puede resultarte interesante...
Vienes conmigo... o te quedas aun en ese universo paralelo?

marina dijo...

Es una tentación poner sonido a este lugar, en el caso de que lo hubiese. Prefiero ese nombre de lugar (definición/limitación) en constante proceso de recreación y metamorfosis. Me gustan más sus irisados vaivenes que el negro estático sobre blanco.

No son pudores, no son miedos. Son deseos destilados en la palma de mi mano. Si abro la boca vuelven a evaporarse.

un somriure entremaliat,