jueves, febrero 21, 2008

Cuatro poemas y un haiku de un padre desacostumbrado...


Se va y vuelve la vida, como las olas...

Y en una de ésas, zash... / llega a mi playa un amor esta vez para siempre: / un cuerpito que será grande y tendrá voz grave... / manos de hombre para acariciar torpe a su madre... / ojos de halcón para ver lejos y desde lo alto... / cuello-diana en donde acertarán mis besos-flecha / el resto de los días que ahorré para ti...

Un mar chico corre por el mar de mi vida, que ya viene...

*******

Vienes lento, amor...
—te pareces a la nieve, los caprichos.
Sólo pensarte presiento la primavera y sus inundaciones...
—las presas las abrí para ti: mi risa, mis lágrimas.
Te espero despierto sin horas ya, sólo segundos…

*******

Aquí arriba seré todo oído a tu escucha: / en la cuna, rodando entre sueños... / persiguiendo tus primeros pasos, / las primeras caídas (que no duelen)… / o los sollozos y carcajadas sin dientes… / tus susurros escondidos, el escándalo / de tus aplausos de sorpresa, de alegría, / cuando creas que no te ve nadie… / o los primeros balbuceos aún sin palabras… / Seré todo oído para ti desde esta montaña / sobre el mar: ensimismado en ti, ocupado por ti, / invisible para ti, amor hijo —ciegos: tú, yo… lejanos.

*******

Sé que los años pasan más deprisa de lo que uno quiere, / que mi barba, mi cabello, se teñirán de gris primero, / luego de blanco; se cansará pronto la mirada que ha visto tanto, / y luego los párpados… la piel del cuello… las manos / se deformarán y plegarán por gravedad —dicen— y el peso del tiempo, aliados... / y no sabré ir a tu paso... ¡ay, no podré correr tras de ti! / tendrás que esperarme un rato largo mientras llego... / dejarme apoyar en tu hombro cada vez más alto, / abrazarme alrededor de tu estrecha cintura pero musculosa... / me dejaré llevar a tu gusto, fingiré mayor debilidad, / seré feliz indigente, un pobre viejo para que me mimes... / ¡Ay, amor, niño! ¿Por cuánto tiempo conocerás sólo mi voz, / mis caricias de vez en cuando... mis postales… una foto / de un señor casi extraño, apenas mi nombre? / Se hace uno viejo tan deprisa que me da miedo.

*******

HAIKU HIJO

A un hijo se le desea,
aun ciego, mudo, sordo,
aún invisible se le quiere…

—te huelo, amor, sólo con escribir tu nombre...


Foto: Calles de Essaouira; diciembre 2006

22 comentarios:

Samantha dijo...

Qué bonitos¡¡¡¡, hermoso, amoroso, completamente cálido como un abrazo acolchonado o una sopita calientita en invierno.

Qué maravilla poder expresar ese amor, no cualquiera, felicidades.

Saludos y un abrazo¡¡ :)

Inocencia prohibida dijo...

No hay amor más grande que el que un padre pueda tener por su hijo. Precioso el post

Besotes

Inocencia Prohibida

Demolition Doll dijo...

Se hace uno viejo tan deprisa que me da miedo.

Hermoso post, aunque me sienta a kilómetros de todos los sentimientos que transmite

Solo con un niño cerca se da cuenta uno de lo rápido que pasa el tiempo... vertiginosamente...

Azul dijo...

te he presentad mi lado mas oscuro??
A no!!
pues te lo presento

http://fatefull.blogspot.com/

Un Besazul

Ginebra dijo...

Muy bello y a la vez, muy triste. Será que hoy estoy yo un poco melancólica.
Gracias por tu poesía.

Frabisa dijo...

Deliciosas y tiernas palabras. El amor a un hijo es el menos egoísta de cuantos existen, siempre es a cambio de nada. Me has regalado un rato de lectura llena de sensaciones, gracias!! Un beso

Ispilatze dijo...

TAN cierto!

...
...
...
...
si luego, o mañana, o en cualquier futuro incierto soy capaz, te comento. De momento te siento. (osientolagrandezadesermadrequehasdescritodesdetupaternidad)
uff.

smith dijo...

Mi ego y yo nos hemos deslizado entre estas palabras de amor inconcional y tristeza...

pati dijo...

Es una coincidencia en toda regla, no tanto por el post al que hacías alusión, sino por algo que me está pasando.

Es precioso, es triste, dulce, tierno, ahogado ... es todo lo que queramos que sea.

Besos, Pau.

Belén dijo...

A un hijo se desea, y a veces de ese deseo aparece el padre... y ya es el séptimo cielo!

Te lo cuenta una que quiere ser madre...

Besos

Isabel Romana dijo...

Confieso que es la serie de poemas m�s bellos que le�do nunca de un padre dirigido a su hijo reci�n nacio o por venir. Son de una gran sensibilidad, casi materna, dir�a... �Te extra�ar�a si digo que me gustar�a ser ese hijo? Felicidades.

kukilin dijo...

¡Cuanta ternura almacena tu alma en la dulce espera de ese hijo!
Estoy muy emocionada.
Realmente tu poema es un canto al amor.
Te dejo toda mi admiración y un cálido abrazo.


PD: Si yo te envié ese correo, lo publicó Ferípula en su blog para ser copiado y enviado...

CUCALELLA dijo...

Al escuchar hablar del amor de una madre por su hijo resbalan dos lágrimas por mis mejillas. Tengo nostalgia de ese amor tan auténtico. Un post bellísimo. Gracias, Pau. Un besito

Alma dijo...

A un hijo se le quiere incondicionalmente, con sus defectos y sus virtudes, solo se conoce ese sentimiento cuando se tiene... inexplicable.

Besosos salados

DianNa_ dijo...

Que bonitos versos y cuanto amor, precioso , mallorquín de mis entretelas.
Besitos^^

Pau Llanes dijo...

Gracias por vuestros hermosos comentarios... me habéis emocionado, no sabéis cuánto...

Confirmo:
Sí, soy padre, sé qué ser padre (incluso un poco madre) y amar a un hojo...
No voy a ser proximamente padre de nuevo (eso creo... al fin al cabo ese poder y/o secreto pertenece a la mujer, a la madre)... pero lo deseo... (ahora lo decisivo es encontrar a una mujer que desee ser su madre)... es decir un lío...
Sí, me gustaría ser padre otra vez... o abuelo (pero si se entera mi hijo de tal deseo yo creo que se hace la vaseoctomía sólo para fastidiarme... jajajaja... ay, esos complejos de Edipo sin solucionar)...

Gracias de nuevo... me he permitido hacer alguna ironía... me encanta dibujar sonrisas... Saludos y besos... de Pau Llanes

Pau Llanes dijo...

Disculpadme, por favor... corrijo los errores:

"Gracias por vuestros hermosos comentarios... me habéis emocionado, no sabéis cuánto...

Confirmo:

Sí, soy padre, sé qué es ser padre (incluso un poco madre) y amar a un hijo...
No voy a ser proximamente padre de nuevo (eso creo... al fin al cabo ese poder y/o secreto pertenece a la mujer, a la madre)... pero lo deseo... (ahora lo decisivo es encontrar a una mujer que desee ser su madre)... es decir un lío...
Sí, me gustaría ser padre otra vez... o abuelo (pero si se entera mi hijo de tal deseo yo creo que se hace la vaseoctomía sólo para fastidiarme... jajajaja... ay, esos complejos de Edipo sin solucionar)...

Gracias de nuevo... me he permitido hacer alguna ironía... me encanta dibujar sonrisas... Saludos y besos... de Pau Llanes

Addictive Epicurean dijo...

Tal vez sea por mis padres, pero a veces pienso que el cariñode una madre o un padre hacia su hijo es el único amor que existe. Incondicional. Perpetuo.

El resto de emociones siempre pasan. O tal vez sólo me parezcan a mí que pasan en días como éstos. Está siendo un febrero muy frío, ¿qué tal en la isla?

Perséfone dixit.

amar dijo...

co-crear en el universo infinito..
bendición aletargada en el tiempo..
sensación de posteridad de este presente en el amAr..
la vida es tan hermosa..
el amar es tan sublime..
el sentir es tan real..
el llorar es tan abierto..

..y aún espera por mi la pequeña AmAr..
--y mi cachorrito AmOr..


vivir amAr
amAr vivir


amAr..

Denise dijo...

Pues cuando sea madre vendré a tomar prestado el haiku, que reclama a gritos alguien a quien acariciar con las palabras!

LuNa dijo...

Que hermoso escrito Pau, dentro de estos días raros y fantasmales, este escrito permíteme agragarlo ami post, para recordar con cariño el amor y la espera tan hermoso de ver crecer a un hijo.

Lindas tus palabras, pero más lindo y admirable que un hombre las escriba.

Saludines

ev dijo...

Hola Pau (ya no sé si escribir Pau...)Bueno siempre es a ti...

Una vez más me encantó. A tu hijo ¡qué hermoso! Debe ser guapo tu hijo.
Espero que tu hijo lo leyera. Con mi papa me pasó que él no era muy expresivo. Y yo me enteré por un vecino, que mi padre me admiraba y hablaba bien de mi con sus amigos, pero a mí pocas veces me lo dijo (era tímido)... (y tampoco le enseñaron a expresar o recibir gestos de cariño)
En un día como hoy espero que estés con él o al menos tremenda conversación telefónica...

Un abrazote