lunes, febrero 11, 2008

Alegato sobre la poligamia tres días antes de San valentín...


Hace unos meses cayó en mis manos una fascinante autobiografía novelada de un desconocido neurólogo y psiquiatra junguiano —y a su parecer, alquimista postmoderno— llamado Bruno Llanes; confieso que en un principio me llamó la atención por referirse a un protagonista con el que coincido en apellido o pseudónimo, que para el caso es lo mismo… En las más de cuatrocientas páginas de esta singular novela, que es también una antología de sus ensayos e investigaciones, he podido seguir con creciente entusiasmo la vida y milagros de ese desconocido personaje y saber de sus ideas e intereses intelectuales —personaje de ficción o real del cual no he encontrado la más mínima referencia en la Internet, ni siquiera del libro en cuestión, qué extraño. Se trata de un libro publicado a expensas del autor y preciosamente encuadernado a mano, que para más señas tomé “prestado” de la biblioteca de un hotelito rural aquí en Mallorca en el cual me había escondido unos días por historias que no vienen a cuento ni quiero perder ni un segundo en recordar nuevamente. Entre sus textos teóricos y repertorio de ensayos originales he disfrutado especialmente de algunos en particular, por ejemplo: un extenso trabajo sobre la enfermedad de Alzheimer aplicada al amor y las causas neurofisiológicas y neurobiológicas del olvido amoroso; un ensayo sobre la memoria de los peces, con especial atención a la de los atunes del Mediterráneo; una sugestiva colección de ensayos cortos acerca de una especie de “teología amorosa” del placer y el dolor simultáneos y sucesivos, de algún modo interactivos e interdependientes, a la que el autor se dedicó casi dos años en exclusividad; uno muy extenso y documentado sobre el SAD. (Seasonal Affective Disorder) —una enfermedad diagnosticada muy recientemente en los Estados Unidos que relaciona la melancolía con la disminución estacional de la luz solar, los ajustes de nuestro reloj biológico y la cantidad de melatonina segregada por nuestra glándula pineal y su mayor o menor presencia en el fluido sanguíneo; una documentada teoría sobre el poder alquímico de las palabras y sus valores terapéuticos; otro extenso artículo sobre métodos y técnicas de hipnosis mediante palabras escritas (realmente hipnótico y sugestivo); y especialmente un apasionado alegato a favor de la poligamia, seguramente inspirado por las ideas y ejemplos biográficos de Jung y Otto Gross, artículo en muchos aspectos coincidente con las descripciones proporcionadas por Marianne Weber sobre las teorías de este último.

A primera vista este texto sobre la poligamia —que el autor dice publicó por primera vez en italiano y ahora reproduce su original en castellano— parece un texto juvenil romántico e impulsivo, sin embargo Bruno Llanes lo escribió según sus notas a la edad de cuarenta y ocho años. Creo que tiene que ver con algún suceso de su vida personal, me atrevo a suponer; acaso un intento de entenderse y justificarse escribiendo y leyendo sus palabras —desde luego un remedio homeopático sentimental tan eficaz como cualquier otro que usa las palabras como principal componente activo… No me resisto a transcribir un fragmento de sus argumentos; a lo mejor le sirve a alguien que me lee en este blog. El prólogo del texto dice así:

Un joven psiquiatra discípulo de Jung, de mente brillante y magia en el corazón, había sentido el deber de propagar sus ideas radicales sobre una nueva ética existencial, proclamando la necesidad de una exacerbada libertad sexual que confirmara las profecías de sus iluminados maestros sobre la redención del mundo. Su doctrina podría sintetizarse en una serie de vehementes argumentos sobre el valor revitalizador del erotismo y la sexualidad, que debían permanecer al margen de toda ley o consideración general de carácter protector tendente a conservar el status monogámico de la sociedad tradicional burguesa. El erotismo sin complejos y la libertad sexual debían quedar ajenos y al margen de toda estrategia perversamente integradora de nuestras pulsiones naturales en la trampa de la “normalidad” cotidiana. Si bien es cierto que hasta ahora el matrimonio ha sobrevivido como un referente fundamental para establecer vínculos “familiares” de alianza y mutua protección, y sostener eficazmente durante el máximo de tiempo las relaciones entre parejas y padres e hijos, el amor debería celebrar sus éxtasis y extender su poder liberador fuera de estos dominios cada vez más en crisis... Los maridos y las esposas no deberían reprocharse mutuamente los estímulos eróticos y el amor que cada uno busca o encuentra en su vida. Los celos son mezquinos. Al igual que uno/a tiene diversos amigos, y mantiene con ellos distintos niveles de amistad, también es posible tener uniones sexuales, enamoramientos, y sentimientos permanentes de amor con distintas parejas, acaso durante un tiempo determinado, o sin urgencias, y ser “fiel” (o mejor, leal) a todas ellas... Es iluso creer en la permanencia de los sentimientos hacia un único ser humano y, por lo tanto, la exclusividad de la pertenencia sexual de las parejas monogámicas es un embuste. El poder del amor se ve necesariamente debilitado si se dirige siempre a la misma persona. La sexualidad en la que se basa requiere una satisfacción plural. La limitación monógama reprime los impulsos naturales y pone en peligro la salud emocional... Así pues, rompamos las cadenas que impiden a una persona realizarse en nuevas experiencias si no es con la mentira y la ocultación... el amor libre salvará al mundo. Ama y haz lo que quieras”.

Confieso que permanecí profundamente pensativo y confuso durante unos días después de leer las reflexiones de Bruno Llanes —aunque el autor las atribuya a un anónimo joven profesor junguiano en el que se representa. Yo también había pensado siempre de este modo, incluso reconozco como propios estos u otros similares argumentos, parecidas palabras, para justificar algunas situaciones conflictivas en mi vida —por otra parte extremadamente generosa en amores y enamoramientos simultáneos y/o sucesivos, y sexualmente muy activa, seguramente demasiado— y soportar las condiciones sentimentales y secuelas de mi comportamiento a veces excesivamente promiscuo… Pero hoy tengo mis dudas al respecto… No sé, estoy hecho un lío… me explico... En tres días los enamorados festejarán San Valentín… Yo siempre lo hacía ese día escribiendo una dedicatoria personal sobre el amor, difundiéndola masivamente a mis amigos y a mis amores (pasados, presentes o futuros) por e-mail o por sms, y sobre todo directamente con mi pareja o mi amante más próxima —con quien y donde me tocara por el mundo ese día— inventando un rito del amor especial para consumar esa tarde juntos, sin reloj y el teléfono apagado… El problema, lo que me hace pensar y cuestionarme tantas cosas, es que este año, por ahora, no estoy enamorado de nadie ni nada en particular… Sigo enamorado del amor, pero no es lo mismo… Ojalá este Bruno Llanes me dé algún remedio con el que narcotizar esta angustia, alguna propuesta razonable para recuperar mi ánimo sentimental… No sé… O que el destino me regale alguna palabra inesperada de alguien todavía desconocido… o una llamada telefónica de una voz que sepa a canela o miel de azahar… O tu voz; sí, tu voz, ¿por qué no? —nos amamos tanto que todavía duele… Añoro tus caricias, etc.

27 comentarios:

Cel3ste dijo...

Fragmento de Cálculos Infinitesimales
(Carlos Marzal)


El temblor de quererte, el estremecimiento
de coincidir contigo en esta nada
quizá es una ilusión de mi memoria astral.
Y el caso es que no importa.
No importa que no podamos ser, porque hemos sido;
no importa que en ti no pueda estar, porque ya estuve,
no importa si lo que ya ha acabado nunca nace.
Me incumbe la conciencia del álgebra celeste
y en lugar de alejarme de ti los números me acercan.
No puedo comprender esas distancias
y aunque las comprendiera no las vivo.
Hay una plenitud crepuscular
en la conspiración del universo
para que no nos encontremos tú y yo.
Ya no concibo una embriaguez más grande
que ese convencimiento con que irradias
la falsa luz de las estrellas muertas.



... que aperezca pronto un espejismo...

Renard (Ivorra) dijo...

Cide Hamete Benengeli redivivo, larga sombra la suya, el que debió publicar a este Bruno Llanes... A veces, el amor no encuentra otra salida que la del mensaje en la botella arrojada al mar...

Smith dijo...

Amor,enamoramiento, sexo,esposos,celos,amantes,lealtad,traición,junto,ordenados,revueltos.....conceptos para una larga conversación y no para un breve comentario.
Cómo dices ,seguir enamorado del Amor,no es lo mismo,claro que no,pero creo que es parte del remedio..

Pau Llanes dijo...

Gracias a mis lectores celeste, smith y renard el grande...
Es posible que sea parte del remedio, Smith, pero debe doler más aún, ¿no?... Bueno, dicen que remedio que no duele no cura, pero mortifica... jajajaja... hablaremos de ello cuando quieras y dónde quieras...
A renard, qué decirte que no te haya dicho y no te vaya a decir más largo o más profundo... jajajaja... Gracias por tu piropo literario, que lo es... En estas genealogías lieterias uno ya no sabe quién es el hijo el nieto, el abuelo o la primera bacteria... (es que todo es un círculo vicioso)... Ah, y tenías razón, puede ser considerado como una botellita al mar... (un día "colgaré" del blog una fotito de la botella de naúfrago que me regaló mi amiga Yoko)...
Y a celeste, mucho más que agradecerle su poesía, aunque la firme Marzal, Benedetti o Efraín Huerta... que ella sabe encriptar como nadie mensajes y palabras que inauguran sonrisas a un chingomadral de kilómetros... Kisses a todos... y espero más, muchos más comentarios que llevarme a los ojos...

Idalia dijo...

hola
espero que estes muy bien
estas lineas aunque pocas son para felicitarte por tu blog de verdad que es muy bueno e invita a estar al pendiente de las nuevas entras
por favor no dejes de deleitarnos con tus escritos ya que ellos van cargados de cosas muy interesante que mueven fibras...

cuidat mucho

DianNa_ dijo...

La poligamia, el matrimonio, la pareja...
son nombres que designan estados momentáneos, pero no sentimientos.
No creo en ellos, los acato, paso por el tubo, que remedio.
Formo parte de esta sociedad y me adapto porque las circunstancias me obligan.
Forma todo parte de una farsa que coarta las libertades y acaba con los sentimientos.
Creo en la poligamia del pensamiento.
No me sé explicar jajaja, me he liado solita, no estoy para profundidades, disculpa.

Pau, tienes dos premios, no uno que recoger ;), uno en la entrada que viste y otro en la de "HALA!! MÁS PREMIOS!! "
La cosa es sencilla, te llevas la imagen y la pones en tu sidebar ( yo los encogí , son enormes jajaj) o no los pones .) Puedes cogerlos de ahí.
Si decides ponerlos hay varias opciones:
Te los guardas y tan pancho o los regalas a tu vez a quien te parezca que tiene un blog que se lo merece por el motivo que sea.
Fíjate en como lo hacemos nosotros en las entradas.
Tu eliges, lo que hagas estará bien hecho.
Espero haberme explicado medianamente bien , porque ultimamente ando medio perdida, pero ya me encontraré.
Besitos niño.
Silvia^^

DianNa_ dijo...

Pau, cuando puedas te pasas por casa y miras si te parece bien como linkeé tu entrada.
Besos^^

Psiko dijo...

Personalmente no creo en la poligamia, (¡que agotador! ;D) en todo caso, algún tipo de monogamias sucesivas...
Disfruté mucho con la lectura, ¡gracias!

Cynthia dijo...

Hola Pau, gracias por tu visita por mi blog.
En cuanto a lo que escribes, pudiera sonar muy tentadpr, finalmente la sensualidad cuando se siente y cuando no estás atado a nadie en particular, es decir, hay pasiones sublimes, deseos que es muy agradable dejarlos ser y ser en libertad. Pero, llega un momento que se vuelve dispersión, repetición. No es lo mismo disfrutar de una taza de café y deleitarse en su sabor y aroma, que beberse seguidamente litros de ésta bebida. Se pierde la esencia, el disfrute. Creo que por muy tentadora que pueda ser la poligamia y la libertad sexual, en el fondo quizás lo que deseamos es sentir el verdadero amor. Y me disculpan si suena un poco cursi, es más bien algo arquetipal, universal. En la variedad y exceso se puede encontrar placer, pero también saturación y soledad. No sé si me explico. Bueno, en fin, cada quien va llevando la vida como mejor puede. Muchos saludos,
Cynthia

DianNa_ dijo...

El verdadero amor... Preciosa frase, lo que pasa que el verdadero amor se puede sentir por muchas personas en distintos momentos.
Mientras dura el enamoramiento , que es una fase relativamente corta, creemos que nos moriríamos si esa persona desapareciera de nuestras vidas, yyyy nooooo!!
Nadie se muere de amor, al poco tiempo vuelves a encontrar otro que se ajusta a esa utopía.
Y dependiendo como te vaya el baile, desechas el anterior verdadero(?) y pumba!! Ahora este es el que marca tu corazón.
A mi no me cuadra, la verdad es que yo he perdido la cuenta de cuantos verdaderos amores he tenido.
Tiendo a creer que es el último, hasta que se me pasa.
Y lo de la poligamía activa, digamos, eso de convivir con unos cuantos "maridos" a la vez ,pues ni loca.
Me imagino una escena tipo:
Todos viendo el futbol y yo sirviendo cervecitas y quitando mocos a mil criaturitas con distintos apellidos cada una.
AAAAAAAA!! Panorama aterrador!!!
Yo estoy siendo sincera del todo, claro que cada uno habla por como le va el baile.

Ispilatze dijo...

...a éste tipo lo he tenido que soñar yo...

ojalá tuvieras tiempo de enredarte en algunas de mis entradas antiguas.
No importa: hoy, en tantas cosas, sigue siendo ayer y ya es mañana.
(¿porquédigotodoesto? ¡quéséyo!)

...es que a este tipo lo he tenido que soñar y despertarme con sus palabras.

Te sigo.

irene dijo...

me parece estupendo!!!!!
me alegra no ser la loca q siempre apoyó la causa del amor libre. Y es que el Amor es todo...como podemos pensar en exclusivizarlo???y jurar ante Dios y demás comensales fidelidad y demás cinismos?? me puedo enamorar de tus letras, de una mirada, de un árbol, de un niño, de un hombre,de una mujer, de una piedra....mi amor quiero que siga siendo libre siempre...que forme parte del amor universal mi más real incentivo para vivir..
gracias por tus palabras.
un beso

V dijo...

Me aprece un buen punto a tocar y por supuesto qué mejor que a sólo unos días del 14 de febrero. (aunque a decir verdad, yo lo hubiese puesto el mismo 14)

En cuanto a recomendaciones del primer párrafo, yo quiero hacerte una: El manual de merck (uno de mis favoritos)

Y Finalmente, agradecerte por invitarme a leer esta última entrada. Yo ahora mismo me encuentro en un nudo existencial.

Un abrazo.

V.

silvia d chica dijo...

hola pau,
gracias por tu comentario en mi blog.
nos conocemos personalmente?
no caigo.
despistes y franquezas.
silvia

Samantha dijo...

Hola¡¡¡

Tú hiciste un pliegue en la galaxia cibernética llegando a mi blog, ahora yo hago uno visitándote. Me gustó tu blog y me llamó mucho la atención el texto que mencionas en este post. La verdad respecto al tema que elegiste no tengo mucho que opinar por hoy me siento intoxicada de amor, desamor, poligamia y otros demonios. Pero me parecería interesante conocer el texto sobre el Alzheimer y el amor, el SAD o incluso, el estudio de la memoria de los atunes del mediterráneo.

Estaré visitándote también y que tengas buen día de san Valentín¡¡¡

:)

"alguna palabra inesperada" dijo...

A ver niño, tú dices...
"nos amamos tanto que todavía duele... Añoro tus caricias,etc."
Si aún sigues enganchado con el viejo amor, díficil va a ser que dejes entrar uno nuevo,
En el mientras tanto por lo que escribes, se vé que lo pasaras torturandote con los recuerdos.
Consejo, no lo pienses tanto, ni esperes, sal de tu casa y a la primera que te venga le regalas una flor, Si eres un enamorado del amor, como dicen, que va! quién sea la del otro lado?
Qué importa quién soy? :D
Yo desde otro lado del planeta, estaré pensando en vos! :D

paco bello dijo...

No sabes cuanto te he querido
olvidarte es saber que no hay forma
ahora tengo que aprender a desnombrarte
con los ojos más que con la boca

Sigues siendo la dueña
del gigante que se esconde en mi silencio
has cambiado mi forma de mirar
has cambiado el sentido de las calles
Caminar sin ti no es del todo andar
has llenado los semáforos de sangre


No me moriré pero ya verás
como no sabré esquivar los vientos que te nombran
no me cansaré de pensar que estás
a mi lado pero no como una sombra
Y no sabes que aún cocino para ti
y no sabes que dibujo tu perfil
con las frases que hace tiempo te escribí
con las frases que ahora estallan junto a mi

Y no sabes que no debes sonreir
no me abraces que no sabré salir de los besos
que de pronto no me das de este fuego
que te alumbra cuando no estás
has cambiado mi forma de mirar
has cambiado el sentido de las calles
Caminar sin ti no es del todo andar
has llenado los semáforos de sangre


No me moriré pero ya verás
como no sabré esquivar los vientos que te nombran
no me cansaré de pensar que estás
a mi lado pero no como una sombra

Pau Llanes dijo...

Hola, mis queridos lectores (algunos ya amigos y cómplices en el placer después de compartir tantas letras deliciosas)... Aunque os voy dejando en vuestras casitas mis palabras breves de agradecimiento, quiero hacerlo también colectivamente...
Me vais a permitir que me extienda un poco más con Idalia… Idalia, no sabes qué alegría saber que me lees (seguiré escribiendo para ti y para todas Idalias del mundo, no te preocupes)... Además han de saber que Idalia es alguien que me conoce “físicamente”, que me encontró en el lugar más insospechado del mundo, ¿recuerdas?... Un hombre maduro de aspecto todavía juvenil, rodeado de chamanes huicholes y mestizos, en el Monte Quemado, arriba del desierto... Comencé a hablar a Idalia y su amiga sin más, palabras que sabía que debía decir aunque no sabía entonces qué decir ni para qué... Bajamos el monte sagrado hasta el pueblo fantasma y mis palabras manaban fáciles desde la profundidad, como tiene que ser, como debe dejar que nazcan las palabras quien cree en su poder natural... Hablé con el corazón y seguramente respondí a vuestras preguntas que os inquietaban entonces, preguntas en silencio... Nada conoces de mí sino mis escritos, nada sé de ti, salvo tu sonrisa y tus silencios... Y en esa atmósfera de silencio y absoluta confianza en el destino que nos había puesto mirando a los ojos fui una tarde tu oráculo, tu maestro, tu profeta, aun sin saberlo ni tú ni yo... Llegamos al pueblo abandonado y yo me fui con mis chamanes al desierto y tú a la vida por venir con un fajo de palabras que sabía, me lo confirmas con tu presencia, serían el regalo más hermoso que nunca otro desconocido te regalará... Y es que nos sentimos felices cuando el mundo, la vida, alguien desconocido que encuentras por ahí, responde a nuestras preguntas e inquietudes y da sentido, orienta, nuestro camino por nada, es decir por todo... Reconocemos las respuestas cuando nos atrevemos a hacer nuestras esenciales preguntas a un desconocido... Luego hay que saber leer entre líneas, pero es fácil, sólo hay que dejarse enredar por el vértigo de las palabras y sus caricias, su amable mansedumbre... Bueno, Idalia, te hablé largo porque fuiste mi "chela" durante un par de horas en el camino que baja del monte al desierto, y eso es un mérito, ¿no?... Y además tus otros compañeros lectores no estarán celosos por ello... sabrán algo más de este Pau Llanes que va regalando sus palabras de un tiempo a esta parte y les quiere aun sin conocerles...

Dianna: eres un tsunami de palabras y sentimientos, un vendaval que me arrastra de un lugar a otro de este universo transparente y aplica en la tarea de leer tanto como la de escribir... además eres generosa y derrochadora, de mi gente, e isleña, qué más se puede pedir por ahora... Comparto muchas de tus palabras y tus confidencias… Os he leído a ti y a Ispilatze y me reconozco en algunas de vuestras historias, a uno u otro lado de la cama… Claro que el matrimonio, como la poligamia o la soltería temporal, son estados contingentes, nada esenciales… Lo esencial es si buscas o te dejas encontrar, si eres cazador o mago, si depredador o sanador, si te dejas llevar o te rebelas, si poseedor o partícipe, esas son cosas esenciales… Ser polígamo o monógamo sucesivo no es esencial… cómo das y compartes el amor, o cómo te dejas querer, sí… Luego lo que somos lo vamos confrontando con cada acontecimiento de la vida, lo experimentamos y ya, esa es nuestra realidad aquí y ahora, una circunstancia determinada que no tiene que ser ni para siempre ni suponga la ruina del resto de nuestra... Lo que deseamos, inventamos e imaginamos más allá de la realidad (o para que se haga realidad si el destino quiere o en él estaba escrito) son nuestras fantasías... Al menos, amigos, vivamos nuestras fantasías que son tan dignas como todo lo demás…

Cynthia, entiendo lo que dices, mira mi texto acerca de los encuentros necesarios y los desencuentros inevitables… Pero hay que pensar también si un día no estás en casa, si alguien te ofrece un estupendo café etíope o del Yemen, o estás en la Piazza San Eustaquio de Roma, detrás del Panteón, ¿qué haces?... Sí, ya sé, la mejor mezcla es la de tu café colombiano… ¿Tomás el café o te esperas volver a casa? No es lo mismo, lo sé… pero tampoco el amor es un café… jajajaja… ¿o sí?

Irine, viva el amor libre, por supuesto… El amor es libre o no lo es… Me encanta que creas en el amor y ojalá en el panteísmo… V, buscaré el manual de Merck… y déjame, por favor, intentar desanudar con mis palabras tu nudo, da igual la de largas que sean sus cuerdas o sus texturas… Psiko… que sí, que es un poco agotador… jajajaja… pero con aerobic todos los días y espíritu juvenil se supera todo cansancio… (también el existencial)… Es broma… el amor no es un deporte, es una religión…. Un sistema de creencias…

Y a los demás decirles que luego iré a dejarles algo debajo de la almohada… Y a mi anónima argentina decirle que no se preocupe, que no soy tan niño, que no estoy haciendo terapia autobiográfica… que no estoy enganchado a eso… jajajaja… ¿o sí? Vaya, me ha puesto en un dilema… intentaré respoder-me en los próximos textos… Saludos… y hasta mañana, día de san Valentín… ¿o es pasado mañana?... Soy tan distraído con esto del tiempo…

DianNa_ dijo...

Te he leído atentamente y solo me resta decirte que tienes desde ya, una amiga por aquí y en mi blog , tu casa.
Wenorris que nos lo vamos a pasar de muerte !!
Besos brujos^^

pati dijo...

Yo no me andaré por las ramas, mi querido Pau ... me quedo con la voz con sabor a miel de azahar ;)

Sobre la poligamia: para gustos, colores ;)

Besos, enamorado.

ps.: Yo es que me pierdo con tanta sabiduría y buena letra :)

Pau Llanes dijo...

Silvia d chica: no nos conocemos, ¿o sí?, sólo conocemos nuestras letras y eso basta, ¿o no?...
Samantha: prometo colgar el texto de SAD un día de estos... el de los atunes rojos del Mediterráneo es un poco fuerte para estas páginas, digamos que mis lectores no sé si lo aprobarán... un día de estos hago un referendum si sí o si no. Gracias por leerme desde Guadalajara, México, el paraíso terrenal de las tequilas...
Dianna-Silvia: me llegan por el ombligo tus brujerías de maga buena; no sabes qué poder terapeútico tiene una sonrisa, y una risa no digamos...
Pati: qué rico perderse por la dulzura de una voz... y enredarse en las palabras sin miedo... ummm... (la mía dicen que sabe a durazno... jajaja... no es lo mismo, pero...)

DianNa_ dijo...

Cierra los ojos , escucha y sueña...
Las olas del mar rompiendo en la orilla,
susurrando en sus límpidas arenas,
entre delicados aromas y murmullos,
que es mi voz la que te lleva...

CHIN PON!!Lalalala
(Menos mal que no me gano la vida con esto jajaj)

Para ti, de mi y de mis sueños.^^

Edmundo Dantés dijo...

Hola Pau,

Me parecen muy interesantes los puntos de vistas expuestos. Y me encantó la forma de expresarlos.

Sobre todo el final, esa añoranza me parece de lo más sensible y humana.

Gracias por tus palabras y por el enlace.

Saludos!

elenamorado dijo...

LLegué un poco tarde Pau....Pero hoy día de San Valentín, puedo decirte que después de leer tu post sobre la poligamía, el amor, el enamoramiento, el apego...Yo, personalmente, em considero fiel y leal a mis sentimientos...Cada cual, saque sus conclusiones.

Besos ;)

Anónimo dijo...

FEliz Día! aquí estoy cumpliendo mi promesa! :D
Pero bueno, le aclaro dos puntos, una es que yo creo que todos tenemos un niño dentro y a veces suele salir. En su caso, parece que es el que hace estos planteos y le gusta escribit estas cosas. Le gusta la retroalimentación.
Y el segunda punto, es que usted dice "que no estoy haciendo terapia autobiográfica… que no estoy enganchado a eso"; yo creo que todos los que crean, pintan, hacen arte, de alguna manera estan sacando una parte de sí al exterior, ya sea cual fuere el medio de expresión que elijan. Pero en fin, si usted asegura que en su caso, puede separar y ser objetivo, sería el primero! BIEN POR TI! :D
Aunque una parte suya diga: "¿o sí? Vaya, me ha puesto en un dilema… intentaré respoder-me en los próximos textos… "
No tema responderse Sr LLanes, se puede sorprender. :D :D :D

Anónimo dijo...

Muy buen post, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)

Anónimo dijo...

Saludos, muy interesante el articulo, espero que sigas actualizandolo!